EL MIEDO A SALIR

¿Qué hacemos con el miedo a salir?

Queridas familias,

Hoy os voy a hablar de esta consulta que me ha lanzado Mamis del Parque.

El miedo es una emoción universal y adaptativa que aparece ante la sensación de amenaza o de peligro (real o no)

y su función es la de protegernos ante una situación que pueda poner en
peligro nuestra integridad física.

Como ya hemos comentado en otro post anterior, el miedo es necesario en la medida en que nos advierte y protege de un peligro real,

no obstante, se puede volver perjudicial cuando es excesivo e irreal y nos impide hacer cosas cotidianas con normalidad, nos priva de hacer cosas

que son beneficiosas para nuestra salud física y mental.

En estos días en los que ya llevamos dos semanas saliendo a la calle, hemos podido ver familias que han decidido salir desde el minuto uno

por los beneficios que ello conlleva para los peques, y familias que han pospuesto la llegada de ese momento.

Ambas opciones son válidas y respetables, cada persona percibe esta situación de una manera distinta y se tomará su propio tiempo para

asimilar y adaptarse a estos nuevos cambios.

Lo que quizá no parezca tan saludable es quedarnos confinados en casa por mucho más tiempo hasta que llegue la vacuna,

en esos casos, ¿por qué no queremos salir de casa?.

#QUÉDATE EN CASA

El mensaje de quedarnos en casa para no coger el virus ha calado muy hondo en la población, hemos asumido que quedándonos en casa

estamos seguros, protegidos y no hay virus porque éste está fuera, en las superficies y es contagioso.

A los niños se lo hemos repetido también, no podemos salir a la calle porque hay un virus, en casa estamos más seguros y ellos lo han asimilado perfectamente.

De un día para otro el contexto cambia y se nos dice que podemos salir, pero que el virus no se ha ido todavía,

por lo que aquí nos encontramos ante un mensaje poco coherente, ¿cómo vamos a salir si el virus sigue ahí fuera?.

Sí, hasta que no encontremos una vacuna seguirá ahí, pero tenemos que
retomar nuestros trabajos y un poco la vida que teníamos antes tambiénpor salud.

Tendremos que aprender a vivir con todas las medidas de seguridad que se nos han recomendado hasta que haya una medida efectiva que termine con el virus.

Vamos a pensar que cumpliendo con las medidas de distancia física y el uso de mascarilla, gel y guantes podremos evitar contagiar y

que nos contagien, esa va a ser por ahora nuestra mejor vacuna.

REPONSABILIDAD CIUDADANA

Otro aspecto a destacar es la responsabilidad ciudadana, lamentablemente hemos visto muchas situaciones en las que no se han cumplido las normas de seguridad.

Esto nos puede llevar a pensar que cómo vamos a salir si hay gente fuera que quizá no lo esté haciendo bien, en ese caso es normal que la

incertidumbre y ese hecho nos lleven a pensar de esa manera y a
quedarnos todos otro día más en casa.

Aquí tenemos dos opciones, una es pensar que lo que hacemos nosotros sí lo podemos controlar y podemos tomar nuestras propias medidas de

seguridad para protegernos y otra es que hay agentes de seguridad velando por nosotros para que la población cumpla con su obligación de

hacerlo bien. Ante cualquier situación de riesgo, la actitud adecuada es la de respetar las normas, ser prudentes y ser ciudadanos responsables,

podemos salir y sabemos cómo protegernos para no poner en riesgo nuestra salud ni la de los demás, es la mejor prevención contra el virus.

LO QUE CONLLEVA SALIR A DAR UN PASEO

Otro de los motivos quizá por los que no queremos salir es porque nos resulta abrumador el hecho de todas las precauciones que hay que tomar

antes, durante y después del paseo o por el miedo a lo que pase fuera con nuestros hijos: que toquen cosas que no deben, que se arrimen mucho a

alguien, que alguien se nos acerque, etc., en ese caso tomaremos las
medidas de seguridad porque es lo que nos protege ahora y después

informaremos muy bien a nuestros peques de todo el protocolo a seguir, confiando en que lo van a hacer estupendamente.

Iremos modificando día a día las cosas que no hayamos podido hacer bien y cogiendo más práctica a la hora de salir y desenvolvernos con más

confianza.

Los motivos para no salir de nuestros pequeños pueden ser o bien porque les hemos dicho que hay un bicho malo fuera y todavía no se ha

ido y tengan miedo o bien porque se encuentran muy a gusto en
casa jugando y con su familia y no tienen esa necesidad de salir.

En ese caso podemos hacerles ver las ganancias de salir, por ejemplo: nos da el aire y el sol, podemos correr, podemos jugar fuera,

podemos ver a otros niños desde la distancia, podemos ver un paisaje bonito,descansaremos mejor por la noche, etc.

AYUDA SOBRE LA INSEGURIDAD A SALIR

Podemos utilizar estos recursos para reducir esa inseguridad a la hora de salir:

Guías de buenas prácticas e información con protocolos de actuación para resolver todas las dudas que tengamos y así reducir la incertidumbre.

Medidas de seguridad: distancia de seguridad de dos metros y uso de mascarilla en el caso de no poder garantizar esa distancia.

Medidas de higiene: gel, guantes, lavado constante de manos.

Dejar calzado, objetos y ropa fuera al llegar a casa, desinfectar objetos al llegar a casa.

Horarios diferentes de salida por grupos de edad para que no coincidamos en la calle todos a la vez.

Organización para planificar cómo van a ser esas salidas, cuánto van a durar, ver qué alternativas de trayecto tenemos y organizarnos para evitar horas punta y zonas concurridas.

ESTRATEGIAS PARA LOS MÁS PEQUES

Estrategias para los más peques:

Respetar la opción de no salir y explorar por qué no se desea la salida, escuchar con amabilidad y tranquilidad sus temores.

Hablar sobre el miedo o preocupación que pueda darse.

Es importante no forzar las salidas, podemos hacer previamente algún
ejercicio de relajación y podemos graduar el paseo en pequeños pasos utilizando algún refuerzo positivo.

Podemos ir saliendo de manera progresiva si se van sintiendo más tranquilos y más seguros para ir aumentando la distancia del paseo.

Es importante validar sus emociones y no restarle importancia a lo que están sintiendo, dándoles una normalidad a esta situación y a sus miedos.

Para ello, se pueden dibujar o escribir los miedos, pensar cómo podemos afrontarlos y meterlos en una caja viendo cómo desaparecen.

Si nos cuentan que tienen miedo al contagio, contarles que todos lo tenemos, y que siguiendo bien las normas, no habrá ningún
problema.

Podemos utilizar recursos como el termómetro del miedo, en el que
escriben o dibujan del 1 al 10 (de menos a más) aquellas cosas o situaciones a las que temen.

Para que utilicen la mascarilla se puede hacer un juego con ellos de decorarlas o ponérselas en casa para que se vayan acostumbrando.

Se puede jugar a ser superhéroes que llevamos un traje especial contra el virus.

Si tocan algo o se acercan a alguien: manteniendo la calma y con tranquilidad se les acerca a donde estemos nosotros y les invitamos a saludar como habíamos practicado en casa.

Si tocan algo hacemos uso del gel para limpiarnos las manos. Pueden señalar en vez de tocar.

RECURSOS DE AYUDA

Otros recursos de utilidad que nos ayudarán a salir más tranquilos:

-Artículo anterior en el Blog de Mamis del Parque sobre las pautas para salir.

-Colegio de Psicólogos de Madrid: recomendaciones para salir con peques.

-Ministerio de Sanidad: recomendaciones de apoyo emocional a los niños.

-Guía de pautas psicológicas para disfrutar de las salidas.

Descárgatela pincha aquí

Cuento del Oso Goloso.

-“Respira”, video cuento para practicar la relajación.

Ánimo familias, poco a poco lo iréis consiguiendo y disfrutando más de los paseos.

CONDUCTAS Y PAUTAS PARA SALIR CON LOS PEQUES LA CASA SORPRESA

Raquel Andrés Jiménez

Psicóloga General Sanitaria

Please follow and like us: