El Destete

Una de las primeras cosas que aprendí cuando fui por primera vez mamá, es que no se debe juzgar ni opinar por la forma de llevar la maternidad-paternidad de las demás familias.

Cada un@ intenta hacerlo lo mejor posible con sus circunstancia, posibilidades y valores, así que debemos aprender a ser más tolerantes y respetuosos con los demás.

Lo que ahora voy a contar fue mi experiencia personal con la que pretendo ayudar a otras mamis que estén en esta etapa y animar a las que ya la hayan pasado para que también comente su experiencia.

El destete

Tengo dos peques y fue totalmente diferente con cada uno de ellos.

Matías

El comienzo de la lactancia fue muy duro, (está historia os la contare en otro momento) pero poco a poco lo conseguimos y fue una época maravillosa.

Estuvimos con lactancia exclusiva hasta los 5 meses que me incorpore a trabajar y por consejo del pediatra (este se que será un tema muy debatido, así que en breve lo comentaremos) le incluí los cereales por la noche.

Unas semanas antes de incorporarme al trabajo, comencé a sacarme leche y congelarla. Hasta ese momento no había tenido relación alguna con el SACA-LECHES y hoy aún recuerdo esa sensación. No sabría como describirla pero reconozco que nada agradable. Aunque después paso a ser un gran compañero.

Así que lo que hice para continuar con la lactancia me sacaba leche en el trabajo para cubrir la toma en las que no estaba en casa. Así estuve hasta los 7 meses. Pero el problema ya no era en sí la alimentación, porque cada vez comí más cositas sino la necesidad de tenerme cerca.

Para dormir solo lo hacía si era con el pecho, dormía con nosotros en la cama y era su único consuelo durante el día (porque nunca quiso chupete). Cuando trabajaba por la mañana era más llevadero pero los fines de semana que salía de trabajar a las 23:00 era demasiado para él.

A los 10 meses decidimos (el papá y yo) que debía comenzar con el destete, porque era así que comencé a reducir las tomas hasta que de manera natural dejo de pedirlo.

Para nada fue traumático para él, casi diría que yo lo lleve peor, me dio muchísima penita, pero en nuestro caso tuvimos que hacerlo por el bien familiar.

A raíz del destete comenzó a dormir mejor y a estar mucho más calmado aunque no estuviera conmigo.

Darío

Fue muy diferente.

Tuvo el cólico del lactante y su único consuelo fue el pecho, así que se pasaba el día en el.

Además no consintió tetina alguna y cuando comencé a trabajar tras la baja de maternidad no comía nada hasta que yo llegaba y eran 9 horas.

Esto nos tenía muy preocupados, pero no hubo manera de que consintiera el biberón y probamos todas las marcas conocidas y nada.

“no aceptaba nada que no fuera el pecho”

Supongo que no le quedo otra y comenzó a aceptar el biberón, ahora eso sí, no se lo podía dar yo, incluso no podía ni estar en la misma habitación.

Así que fueron pasando los meses comenzamos con la alimentación complementaria, pero seguía demandado muchísimo el pecho y solo quería estar conmigo. Esto era un problema porque Matías lo pasaba muy mal de verme tanto con él, aún era muy pequeño para entenderlo, así que de nuevo a los 10 meses decidimos comenzar con el destete y como lo está siendo todo con los dos, tampoco fue igual.

Nos costó algo más, tuve que utilizar el saca leches en alguna ocasión pero como todo con mucha paciencia y cariño tuvo su fin.

Está fue mi experiencia, os animamos a que nos cuentes la tuya.

Todas serán diferentes y parecidas a la vez, pues al final tod@s buscamos la felicidad y bienestar de nuetr@s pequeñ@s.

Please follow and like us:
error