¿CÓMO GESTIONAR EL VERANO EN LA NUEVA NORMALIDAD?

¿Cómo gestionar el verano en la nueva normalidad?

De nuevo hemos recurrido a nuestra psicóloga Raquel Andrés  por la gran problemática que estamos viviendo la mayoría de las familias españolas y como siempre su ayuda no se ha hecho esperar.

COMENCEMOS

Queridas familias,

El curso ha terminado, entramos de pleno en la nueva normalidad y seguramente nos preguntemos

¿Qué panorama tendremos este verano?

Por el momento todo apunta a que seguirá siendo atípico, porque aunque haga buen tiempo y tengamos menos restricciones, el virus sigue entre nosotros.

¿Qué cambios estamos notando ya?

Menos oferta educativa y de ocio para nuestros peques que el verano pasado.

Familias que trabajan y no tienen donde dejar a sus niños.

Familias que no tendrán la posibilidad de irse de vacaciones.

Restricciones de distancia física de seguridad y el uso de gel y mascarilla allá donde vayamos.

Como parte positiva de todo esto, los peques ya están más que entrenados en esto de adaptarse y aprender a convivir con el coronavirus.

Nos lo siguen demostrando

Nos siguen demostrando día a día que son unos campeones y que son más flexibles de lo que pensábamos, por lo que ya tenemos una gran parte del trabajo hecha.

Ahora toca aprender a negociar los momentos de parque, de playa, de ir de nuevo a un cine, ir a casa de un amigo/a del cole, etc., porque el aforo de muchas actividades sigue siendo limitado y porque habrá que programar estas salidas si no queremos llevarnos sorpresas.

Otro aspecto que hemos trabajado mucho durante este tiempo ha sido el pasar tiempo en familia, la mayoría incluso se han unido más porque se han conocido mejor y han compartido muchos más momentos que de costumbre.

De no haber sido por la excepcionalidad de la pandemia, estaríamos hablando ahora de que vamos a pasar mucho tiempo en familia y proponiendo pautas para tener una buena comunicación y favorecer momentos de ocio.

PAUTAS QUE NOS VAN A AYUDAR. PRIMERA PARTE

Estoy segura de que habéis aprendido mucho durante todo este tiempo y sois unos expertos en paciencia, emociones y conducta infantil.

Pero no está de más recordar algunas pautas que nos van a ayudar a sobrellevar mejor esta temporada de verano hasta que empiece el curso de nuevo.

Así que aquí os lanzo algunas propuestas:

  1. Seguir flexibilizando el tiempo que dedicamos a la educación, el trabajo y el ocio para tener un equilibrio entre estas 3 áreas.
  2. Establecer una rutina diaria para regular : las horas de sueño, las comidas, la actividad física y el tiempo de exposición a las pantallas. Los fines de semana podemos hacer actividades diferentes para tener un espacio de diversión y la sensación de desconexión.

PAUTAS QUE NOS VAN A AYUDAR. SEGUNDA PARTE

  1. Dejar para el final del día un espacio de “tiempo libre” para que puedan elegir aquello que más les guste hacer. Incluso aburrirse.
  2. Para poder seguir conciliando teletrabajo o trabajo presencial con la atención a los niños. Es recomendable avisarles de quién estará libre y quién trabajará. Así los niños sabrán a quién acudir y cuándo.  En el caso de quedarse a cargo de un cuidador o en un campamento de verano, avisarles con antelación de este acontecimiento. De está manera se  reduce la incertidumbre y la aparición de quejas o conductas disruptivas.

PAUTAS QUE NOS VAN A AYUDAR. TERCERA PARTE

  1. Seguiremos informando de los cambios que vayamos a tener durante estos meses de verano en los que podremos viajar, hacer más actividades fuera de casa, ver a más gente, hacer más planes y vida fuera de casa en general. Sentarnos con ellos y explicarles la situación en el caso contrario en el que quizá no vayamos de vacaciones al hotel del año pasado, a la casa del pueblo, no podamos bañarnos en la piscina de la comunidad, no vayamos al parque acuático, etc., de esta manera podrán digerir estos cambios inesperados con tiempo suficiente. Para compensar esa ausencia de planes tan apetecibles, propondremos alternativas de su interés que se ajusten a nuestra situación.
  2. Normalizar las emociones que podamos sentir ante este nuevo periodo que sigue siendo incierto: rabia, miedo, frustración, tristeza…
PAUTAS QUE NOS VAN A AYUDAR. CUARTA PARTE
  1. Seguir dando ejemplo y educando en tener una actitud responsable fuera de casa para estar protegidos y proteger a los demás. Explicarles que si vamos a un hotel habrá que seguir las normas que nos digan, si vamos a un aeropuerto nos tomarán la temperatura, si vamos a casa de un amigo tendremos más cuidado y tocaremos lo menos posible… razonando los motivos y sin caer en el miedo al contagio.
  2. El verano es un buen momento para seguir enseñando y estimulando de una manera más relajada y lúdica, es un buen momento para introducir nuevos aprendizajes que por falta de tiempo no hayamos podido reforzar: se pueden trabajar las habilidades cognitivas, habilidades motoras, las habilidades sociales, la autonomía y el desarrollo del lenguaje a través de juegos, viajes, visitas a museos, actividad física, tareas de la casa, cuentos, etc., las actividades que proponen mamis del parque vienen fenomenal. Esto nos va a facilitar que estén más entrenados y que la vuelta a las aulas en septiembre sea más llevadera.
  3. En cuanto a la vuelta al cole en septiembre, no podemos saber todavía con certeza absoluta cómo será, iremos teniendo más información a medida que se vaya acercando el momento. Tendremos que explicarles cuáles van a ser estas medidas y la nueva manera de funcionar de su centro educativo. Lo más seguro es que les parezca un poco chocante al principio, ya que vuelven al cole de otra manera a la que no están acostumbrados, han estado mucho tiempo sin ver de manera física a los compañeros y a los profesores y han vivido muchas cosas que no se esperaban. Tras un periodo de adaptación, seguramente acabarán integrando esta nueva rutina escolar.
  4. La última recomendación y no la menos importante: disfrutad el verano con ellos, seguro que tendrán fantásticas anécdotas que contar.

Please follow and like us: